Accueil du site
Coordination marée noire



envoyer l'article par mail envoyer par mail  [où ?]   [imprimer cet article]    Article précédent    Article suivant

Siete tripulantes indios y uno turco esperan en Alicante a que su patrón abone los salarios que les debe para regresar a casa. Dos mercantes de bandera panameña llevan inmovilizados desde mayo por las graves deficiencias que presentan

   Ocho marineros viven desde hace seis meses en el puerto abandonados por sus armadores

info Coordination marée noire
dimanche 8 novembre 2009
statut de l'article : public
citations de l'article provenant de : Información .es


Abandonados por sus armadores en dos buques con tantas deficiencias que hacen difícil que vuelvan a zarpar, ocho marineros -siete indios y un turco- han hecho del puerto de Alicante su hogar y a bordo de estos dos mercantes llevan viviendo ya seis meses con vistas al castillo de Santa Bárbara. Cansados de una espera que convierte su aventura en algo insólito en la historia del puerto de Alicante, los tripulantes aguardan a cobrar los salarios que les deben para poder regresar a casa e incluso hay algunos que confían en hacerlo a bordo de estos mismos barcos, pero como llegaron : trabajando.

Una inestable escala de madera atada con cabos medio podridos comunica la dársena del antiguo muelle pesquero con el limbo en que se encuentra desde el pasado mayo el único tripulante del Egehan, un mercante de 82 metros de eslora con bandera panameña y que llegó a Alicante con una tripulación de doce marineros y una carga de fertilizante estropeada. Los agujeros visibles en el óxido de su casco son quizá el menor de sus males. A las numerosas deficiencias detectadas por Capitanía Marítima que llevaron a su inmovilización se suma el embargo dictado por un juzgado de Alicante, al que acudió el receptor de la mercancía por el lamentable estado en que llegó. Aunque el armador, de origen turco, se desplazó desde su país con la intención de llevarse el buque, la realidad es que seis meses después aún sigue aquí con Salauk, un chaval nacido hace 24 años en Estambul, por toda tripulación. El resto, otros diez marineros turcos y georgianos, regresaron a sus países a finales de agosto después de que el responsable de UGT del mar, Carlos Bonet, consiguiera que les pagaran los salarios que les debían y los billetes de avión. Desde entonces, tanto las autoridades portuarias como el marinero, que prefiere no aparecer en las fotografías por temor a la reacción de su patrón, hacen lo único que pueden hacer : esperar.
En similar situación, aunque desde una semana antes, se encuentran los siete marineros del Ecgtacy, otro mercante también de insignia panameña, una bandera de conveniencia dada la laxitud de la normativa naval en aquel país. De 64 metros de eslora y con armador y tripulación de origen indio, el 25 de mayo tuvo que hacer escala en Alicante por una avería antes de llegar a Argelia, a donde transportaba una carga de planchas de madera procedente del Bulgaria. Hasta 47 deficiencias de graves a muy graves detectó la inspección llevada a cabo por Capitanía Marítima en el buque que desde entonces permanece atracado donde otrora partían los barcos de Transmediterránea y habitado por los siete marineros que han hecho de él su hogar.
Las irregularidades van desde la caducidad de certificados obligatorios a serios problemas estructurales pasando por deficiencias en los títulos de la tripulación, explican desde Capitanía Marítima al tiempo que vaticinan que "tarde o temprano se repatriará a los marineros y el barco acabará en el desguace. Está podrido y Panamá ha enviado un inspector porque están estudiando retirarle la bandera, con lo que quedará además sin registro y no podrá navegar".
Tan convencidos están de este final como de que no se puede aventurar cuándo ocurrirá. "La situación es penosa y las víctimas son las personas que siguen a bordo, que son buena gente, pero el barco no puede zarpar en las condiciones en que está", añade Manuel Cejalgo, el capitán marítimo que alerta de las rebajas temerarias en los fletes que buscan los armadores como consecuencia de la crisis y que dan pie a situaciones de riesgo como las de estos dos mercantes.

...




voir l'article complet -->>>

 

 


Locations of visitors to this page