Accueil du site
Coordination marée noire



envoyer l'article par mail envoyer par mail  [où ?]   [imprimer cet article]    Article précédent    Article suivant

El armador quiere que el barco abandone la dársena y fondee en Ares, pese a que le han caducado los certificados

   Doce tripulantes, abandonados a su suerte en el puerto de A Coruña

info Coordination marée noire
mercredi 23 septembre 2009
statut de l'article : public
citations de l'article provenant de : La Voz de Galicia


El armador del mercante Emba Soira , que lleva un mes atracado en el puerto de A Coruña, le adeuda a sus 12 tripulantes, todos filipinos, el salario de cuatro mensualidades. La deuda total asciende a unos 17.000 euros.

Esta situación hizo que la totalidad de los marineros del barco, registrado en el puerto de Massawa, en Eritrea, acordaran ayer ponerse en huelga. Tan solo harán las guardias mínimas y los mantenimientos básicos de la nave : « Vigilaremos los cabos, y trataremos de que no nos fallen los motores auxiliares para contar con corriente para nuestros servicios básicos ». Disponen de agua potable y víveres, « pero si esta situación se alarga tendremos graves problemas », indicaron los marineros.

Con su decisión quieren protestar « por el abandono al que nos tiene sometidos el dueño del barco », indicó uno de los tripulantes. También esperan que esta medida de fuerza sirva para evitar que se haga efectiva la intención de la naviera de obligar al barco a abandonar el puerto y fondear en la ría de Ares « con el único fin de reducir los gastos » de estancia y atraque que genera diariamente el carguero.

« No vamos a permitir que nos saquen del muelle », manifestó un portavoz de los marineros. Conocen bastante bien la costa coruñesa y cómo se comporta el mar a partir de estas fechas : « Si ya es difícil mantenerse atracados por la fuerte resaca en el puerto de A Coruña, nuestras vidas correrían un serio peligro si nos sacan fuera ».

Gestión de un crédito

El barco llegó al puerto coruñés para cargar tablero de madera, pero en una inspección rutinaria los técnicos comprobaron que el buque tenía casi todos los certificados caducados. También se le apreciaron serias deficiencias estructurales. Algunas fuentes cifran que fueron casi 80 las anomalías detectadas, extremo que Capitanía no quiso confirmar. Lo cierto es que con esas irregularidades no puede navegar, por lo que el carguero perdió el flete.

...




voir l'article complet -->>>

 

 


Locations of visitors to this page