Accueil du site
Coordination marée noire



envoyer l'article par mail envoyer par mail  [où ?]   [imprimer cet article]    Article précédent    Article suivant

Seis indonesios y tres peruanos no tienen dinero para volver a su país

   Nueve marineros, atrapados en Vigo al no cobrar sus salarios

info Coordination marée noire
jeudi 6 décembre 2012
statut de l'article : public
citations de l'article provenant de : La Voz de Galicia


Los nueve tripulantes de un palangrero de la flota de A Guarda permanecen retenidos en el puerto de Vigo porque el armador no les paga los salarios desde el pasado mes de mayo y no tienen dinero para regresar a sus países de origen.

El capitán permanece con ellos en la embarcación Hemisferio Norte, con bandera portuguesa, y no se encuentra en la misma situación de desamparo porque tiene nacionalidad española y un contrato legal. Los afectados son seis tripulantes indonesios y otros tres peruanos y están esperando para poder cobrar entre todos un total de 20.000 euros. El armador les ha dado algún anticipo, pero aún no han recibido la mayor parte del dinero que les adeuda. Las embajadas de sus países tampoco tienen fondos para financiar la repatriación.

Desde octubre

La embarcación lleva amarrada en el puerto de Vigo desde el pasado 15 de octubre y ya temen que no les quedará más remedio que pasar las Navidades a bordo. Algunos, como Jaime Risco o César Anastasio Villa, necesitan el dinero y regresar urgentemente para ayudar a familiares que se encuentran enfermos en Perú.

Afirman que la vida sin hacer nada en el barco es monótona y que, sin dinero, no tienen más opciones que sentarse a esperar y caminar al locutorio público para no poder dar buenas noticias a sus compatriotas.

El capitán, Mariano Fernández, dice que el armador les visita tres veces por semana y que, por lo menos, no tienen problemas de comida, aunque no tengan muchos alimentos frescos. El empresario busca financiación para pagar lo que adeuda a los marineros y cargar combustible para volver a faenar y recuperar el dinero.

El barco partió de Montevideo el pasado mes de julio y faenó por el hemisferio sur en busca de pez espada, llegando hasta Cabo Verde. Sin embargo, la marea fue muy mala y sufrieron averías. Solo pudieron cargar 56 toneladas de pescado, la mitad de lo que cabe en las bodegas, que desembarcaron en el puerto vigués. Los 140.000 euros que el empresario obtuvo por la venta del pescado en la lonja de Vigo los absorbió el banco para pagar deudas contraídas con proveedores.

...




voir l'article complet -->>>

 

 


Locations of visitors to this page