Accueil du site
Coordination marée noire



envoyer l'article par mail envoyer par mail  [où ?]   [imprimer cet article]    Article précédent    Article suivant

El acuerdo equivaldría a 1.500 millones en el caso del petrolero, pendiente de un fallo del Supremo que podría aumentar los pagos

   BP abona 18.571 millones por el vertido de EE. UU., mientras en el « Prestige » solo se pagaron 120

info Coordination marée noire
mardi 6 octobre 2015
statut de l'article : public
citations de l'article provenant de : La Voz de Galicia


Tan solo cinco años después de la tragedia medioambiental del golfo de México, cuando una explosión destruyó una plataforma de la petrolera británica BP matando a 11 personas y provocando el mayor vertido de la historia (780.000 toneladas de crudo), el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha alcanzado un acuerdo con la empresa para resolver definitivamente una cascada interminable de demandas civiles. Tanto el Gobierno federal como los cinco Estados afectados recibirán 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) por el peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.

Aunque la dimensión del vertido no es comparable al del Prestige, pues derramó 63.000 toneladas frente a la costa de Galicia que después se extendieron por todas las comunidades del Cantábrico y la costa atlántica francesa, tampoco la gestión posterior de las indemnizaciones es ni siquiera parecida. El acuerdo firmado ayer supondría en proporción al número de toneladas derramadas unos 1.500 millones de euros, más o menos el coste de los daños que reclama el Estado español que, entre otras cosas, adelantó las indemnizaciones a unos 18.000 afectados. Pero muy lejos de los más de 4.328 millones que reclama la Fiscalía.

En la reciente vista en el Supremo, el abogado del Fidac confirmó que ya se han desembolsado 120 millones del fondo de 151 reservados para este siniestro. Los 22,7 millones de la aseguradora siguen sin ser repartidos a la espera de la decisión del alto tribunal.

En Estados Unidos, además, tuvieron la suerte de contar con una compañía muy solvente que estaba dispuesta a limpiar su imagen pública. En el caso del Prestige, la petrolera era una oscura empresa rusa -Crown Resources- que ni siquiera estuvo presente en el juicio.

El acuerdo extrajudicial con BP contrasta con el larguísimo proceso judicial del Prestige, que aún espera el fallo del Supremo sobre una sentencia sin condenas que conlleven responsabilidades civiles. Las indemnizaciones del Prestige dependerán, por tanto, del rumbo que tome la sentencia firme, que se espera para finales de año.




voir l'article complet -->>>

 

 


Locations of visitors to this page