Accueil du site
Coordination marée noire



envoyer l'article par mail envoyer par mail  [où ?]   [imprimer cet article]    Article précédent    Article suivant

   Sólo quedaría detenido el capitán del potero chino

info Coordination marée noire
mercredi 16 mars 2016
statut de l'article : public
citations de l'article provenant de : Revista Puerto


Por estas horas se espera el arribo a Puerto Madryn del Guardacostas Derbes con los cuatro tripulantes del potero hundido. Serán trasladados al Juzgado Federal de Rawson. Estiman que entre los rescatados está el capitán. Los marineros deberán ser repatriados por la Embajada y no se les iniciará proceso penal.

La Justicia Federal de Rawson aguarda el arribo del guardacostas Prefecto Derbes, de la Prefectura Naval Argentina a su puerto base de Puerto Madryn para recibir detalles de lo acontecido en altamar con el hundimiento del potero chino en las últimas horas. A bordo del GC 28 de la PNA vienen los únicos cuatro tripulantes que logró rescatar la Prefectura, mientras que según indicaron desde la fuerza, el resto fuen subido a otros poteros de bandera china que estuvieron en las inmediaciones de donde aconteció el hundimiento.

El secretario Penal del Juzgado Federal de Rawson, Mariano Miquelarena, señaló que “el resultado difiere de los anteriores, pero la PNA en este caso aplicó el mismo protocolo que ha aplicado en casos anteriores. En este caso una vez detectado, cuando se lo quiere detener comienza con maniobras evasivas, incluso en un par de oportunidades intenta atropellar al buque de Prefectura”, relató el funcionario judicial.

Explicó que posteriormente el Guardacostas “continúa con la persecución y el día lunes aproximadamente a las 16.30 horas, el barco comienza a escorarse, y la tripulación dice que va a entregarse”, relató Miquelarena.

Asimismo, sostuvo que los prefecturianos se sorprendieron con la actitud posterior de los tripulantes, ya que hasta ese momento, se trataba de una simple infracción administrativa por pescar dentro de la ZEEA. “Y en vez de entregarse empiezan a arrojarse al agua y comienzan a dirigirse a otro barco chino que estaba de apoyo de ellos. Prefectura logra rescatar a cuatro y aparentemente uno de esos cuatro podría ser el capitán y estamos a la espera de que arriben a la zona”, indicó al anticipar que a su arribo habrá que cotejar las identidades de los chinos, aunque difícilmente cuenten con algún tipo de documentación entre sus pertenencias ya que fueron rescatados tras haberse tirado literalmente al mar cuando el buque zozobraba, pero no con intención de entregarse sino de abordar otros poteros chinos que estaban en el lugar, en aguas internacionales adonde habían llegado tras un día y medio de persecución.

Responsabilidades

“El que nos interesa es el capitán que quedaría en calidad de detenido hasta que se aclare su situación judicial, no así con los marineros, porque a ellos no se les atribuyen responsabilidades”, aclaró el Secretario Penal del Juzgado Federal de Rawson.

Miquelarena dijo que desde que se inició la persecución del pesquero, desde el Guardacostas y desde el Edificio Guardacostas, sede central de la PNA, se fue comunicando lo que iba aconteciendo : “Estaba pescando ilegalmente y cuando se lo detecta se lo intenta interceptar, pero adopta una actitud evasiva intentando volver a aguas internacionales”.

“El buque sufrió disparos de Prefectura, los primeros fueron de advertencia, pero luego se realizaron disparos no para hundirlo, pero para tratar de lograr su aprehensión”, por parte del Guardacostas Pedro Derbes.

No era un delito, sino una infracción

En cuanto a la investigación, “hay que aclarar que la pesca en aguas argentinas no es un delito, sino una infracción”, precisó Miquelarena en referencia a que tal conducta no está tipificada en el Código Penal sino que se trata de una transgresión al Régimen Federal de Pesca. “Estamos hablando aquí de dos cuestiones. Una es una cuestión administrativa, por la que se aplica una multa por estar pescando en zona prohibida, y la otra puede tratarse de un delito por tratar de embestir a un barco de la Prefectura, pero no es una pena de mucha gravedad respecto de intento de fuga”, discernió.

Todos al agua

Respecto del momento en que se produce el hundimiento y el rescate de los tripulantes, la única versión existente hasta el momento es la oficial proporcionada por el capitán del Guardacostas Derbes que se reportó al Juzgado Federal y a sus mandos superiores en el Edificio Guardacostas en la Capital Federal. De hecho en la delegación Puerto Madryn, si bien es el puerto base del GC 28, no brindaban información teniendo en cuenta que por la envergadura del episodio, el tema se manejó desde los más altos niveles de la fuerza junto a la Cancillería.

Miquelarena agregó que según informaron los prefectos “toda la tripulación del potero se arrojó literalmente al mar y se dirigieron a otro buque chino que estaba haciendo de apoyo de ellos. El Guardacostas con los cuatro tripulantes rescatados estaría arribando a Madryn en las próximas horas, pero todo dependerá de las condiciones de navegabilidad. Desde el punto de vista jurídico tenemos que recibir las actuaciones del personal de Prefectura, y tomar declaraciones a los prefectos que estaban en el lugar, y si lograron constatar que uno de los cuatro rescatados es el capitán podría ser imputado y en ese caso tomarle declaración indagatoria”, relató respecto del procedimiento judicial por delante.

“De no estar el capitán, y si los cuatro son solamente marineros, no van a ser detenidos, porque ellos no tienen poder de decisión sobre el mando del buque”, con lo cual difícilmente se pueda dar con el mismo. No habiendo un sujeto a quien endilgarle responsabilidad penal, ni buque para reclamar el pago de la infracción, la causa podría quedar sin posibilidad de avance.




voir l'article complet -->>>

 

 


Locations of visitors to this page